Sujeción de la cámara fotográfica 

 

 

 

Para obtener imágenes nítidas -imprescindible para una buena fotografía- no podemos olvidar que cualquier movimiento de nuestra cámara favorecerá la trepidación y, por ende, una foto movida.

Para evitarlo se recomienda:

  1. Sujetar firmemente con la mano derecha la empuñadura de la cámara
  2. Sujetar el objetivo desde abajo con la mano izquierda
  3. Presionar ligeramente el disparador con el dedo índice de la mano derecha
  4. Apretar los brazos y los codos ligeramente contra la parte delantera del cuerpo
  5. Acercarse la cámara a la cara y mirar a través del visor

Así mismo, para mantener una postura estable, puedes adelantar un pie con lo que favorecerás la estabilidad. Natalie Norton nos aconseja -aunque no es la única, claro- formar un trípode con nuestro cuerpo; esta postura es realmente muy estable.

Avoiding-Camera-Shake-3

Además, se aconseja usar el asa de la cámara siempre, bien colgándosela al cuello, usando un agarrador de mano, o simplemente sujetando la cinta de la cámara con el brazo. Con ello evitaremos el riesgo de que se nos caiga. Por último, si te es posible, usa un buen trípode (úsalos sin duda en fotos de larga exposición) lo que te va a aportar seguridad en la ejecución y va a falicitarte la obstención de una buena foto.

Anuncios